martes, 6 de agosto de 2019

JOSÉ GUTH, EL PINTOR DE LA VIEJA BUENOS AIRES y LA FAMILIA GARCÍA-MANSILLA


José Guth, promotor del arte en la vieja Buenos Aires.

"Pintor de origen suizo nacido en 1788. Arriba a Buenos Aires en 1817. Los medios destacan su presencia como Profesor de dibujo particular, pintura histórica y retratista al óleo, uno de los primeros artistas itinerantes que llegó a Buenos Aires por ese entonces. Fue el primer Director de la Academia de Dibujo. En la Universidad Nacional de Buenos Aires fueron sus alumnos Carlos Morel y Fernando García del Molino, entre otros. En agosto de 1824, le fue otorgada la ciudadanía argentina. Ejerció la docencia hasta 1828, retirándose a un campo en Entre Ríos por prescripción médica. En 1850 muere trágicamente. La línea de trabajo de José Guth insistía en la perfección de la técnica lograda con el minucioso sombreado a lápiz tomando los grabados como modelo. María Lía Munilla Lacasa, Siglo XIX: 1810-1870.

“Las invasiones inglesas de 1806-1807 y el movimiento revolucionario de 1810, lejos de generar nuevas empresas pedagógicas, postergaron toda iniciativa hasta 1815, fecha en que el fraile recoleto Francisco de Paula Castañeda abrió una nueva Academia de Dibujo que funcionó en la salas del Consulado y que se mantuvo, no sin vaivenes, hasta 1821. Como director de esta academia se desempeñó por un tiempo el pintor suizo José Guth, uno de los primeros artistas itinerantes que llegó a Buenos Aires por ese entonces. Al crearse en 1821 la Universidad de Buenos Aires por iniciativa de Bernardino Rivadavia, esa academia de dibujo fue incorporada al Departamento de Ciencias Exactas y transformada en la cátedra de Dibujo de la Universidad, Guth quien regresaba de un viaje por Montevideo y Brasil –característicos destinos de estos pintores viajeros-, volvió a desempeñarse en esta oportunidad al frente de la cátedra hasta fines de la década en que debió renunciar por problemas de salud. Pese a ello, la cátedra de Dibujo continuó en funcionamiento, con creciente participación de alumnos, hasta aproximadamente 1835, bajo la dirección del italiano Pablo Caccianiga. […]

Coronel Don Pedro Andrés García de Sobrecasa
La presencia itinerante de José Guth en Buenos Aires expresa bien otro fenómeno, que va a tener decisiva importancia en el panorama artístico local de principios de siglo: el arribo –tímido todavía, pero que se irá haciendo más frecuente a lo largo del período- de artistas provenientes del extranjero, quienes llegaban a estas latitudes probablemente atraídos por las perspectivas económicas que el proceso independentista prometía a los viajeros. […]

Durante la gestión presidencial de Bernardino Rivadavia, el gobierno recibió dos propuestas para un museo artístico provenientes de particulares, una de ellos de José Guth –por ese entonces profesor de dibujo de la Universidad- y la otra del comerciante austríaco José Mauroner. Desafortunadamente ambos proyectos aparecieron en el momento en que se desataba la Guerra con el Brasil , la cual, a la vez que impedía cualquier desvío de fondos públicos a otros fines que no fueron bélicos, postergaba indefinidamente la concreción de los proyectos. […]

Si bien la exposición de cuadros en el Colegio de Ciencias Morales (San Ignacio) organizada por el comerciante austríaco no fue estrictamente la primera muestra de arte exhibida en Buenos Aires –en 1817 la Sociedad del Buen Gusto en el Teatro, fundada por sugerencia de Rivadavia, aparentemente había realizado en el Colegio de San Carlos una exhibición y venta de pinturas que, hasta donde se sabe, tuvo muy poca repercusión-, fue sin duda el acontecimiento artístico más importante que desde el punto de vista artístico pudieron experimentar los pintores locales, quienes, jóvenes aún, se estaban formando en la cátedra de Dibujo de la Universidad de Buenos Aires.

Clara María Ferreyra de Lima y Freire de Landiem
Para ese entonces, José Guth ya se había alejado de la enseñanza y en su cátedra había sido reemplazado por el artista italiano Pablo Caccianiga, quien acreditaba un desempeño prolongado como catedrático de dibujo y pintura en la Real Universidad de Palermo.”

Este talentoso artista, retrato a nuestros quintos abuelos paternos el Coronel Don Pedro Andrés García de Sobrecasa y a su mujer Doña Clara Frereyra de Lima y Freire de Landiem, óleos que no están catalogados en su obra por haber estado siempre en el ámbito familiar.

Hoy están bajo el cuidado de la familia García-Mansilla que los resguarda desde el año 1820, fecha en que fueron pintados por el artista que nos ocupa.




Fuentes: María Lía Munilla Lacasa, Siglo XIX: 1810-1870.En: José Emilio Burucúa (Dir.), Nueva Historia Argentina, Vol I: Arte Sociedad y Política. Buenos Aires, Sudamericana, 1999.

Celeste Gómez y Micaela Fraticelli, 2° Humanidades, Instituto Euskal-Echea.

José Emilio Burucúa, Nueva Historia Argentina, Volumen I: Arte Sociedad y Política. Buenos Aires, Sudamericana, 1999. Diccionario de Artistas Plásticos de Argentina de Adrián Merlino, Edición del Autor, Buenos Aires 1954.

ARTÍCULOS MÁS DESTACADOS

Manuel Rafael García Aguirre, el vigía prudente y celoso de la construcción de nuestra primera flota de mar.

El 27 de mayo de 1872 fue sancionada por el Parlamento argentino la primera ley de adquisición de armamentos navales, mediante la cual ...

ARTÍCULOS MAS VISITADOS