viernes, 30 de julio de 2010

La Princesa Federal. Vida de Manuelita Rosas.

Con más de 25.000 ejemplares distribuidos en la Argentina en distintas ediciones "La princesa Federal", de la escritora María Rosa Lojo, que recrea la vida de Manuela de Rosas vuelve a publicarse en Buenos Aires y será traducida al italiano y presentada en la próxima Feria del Libro de Frankfurt.

El libro salió por primera vez en 1998 y tuvo muchas impresiones, esta es la sexta y se va a publicar en Italia, en el marco del programa de traducciones de Cofra (Comité Organizador de la presencia argentina en la Feria de Frankfurt).

"La idea fue recuperar la figura de Manuela de Rosas como sujeto en todos sus matices, pensarla desde adentro. Hay una asignatura pendiente en la literatura argentina que es justamente dar cuenta de la interioridad de las mujeres. Son pocos los que han buceado en personajes femeninos", consideró la autora ante Télam.

"Lo que le da una profundidad particular a este personaje -apuntó- es la multiplicidad de miradas que convergen sobre ella: por un lado la mirada de Pedro de Angelis (que fuera el periodista de Juan Manuel de Rosas) a través de un diario apócrifo. Y la de Gabriel Victorica -un personaje de ficción-, intrigado por el misterio de esta anciana sabia y cínica".

Para Lojo, uno de los objetivos del libro -publicado por la editorial El Ateneo- es mostrar a Manuela no como un apéndice de Rosas: "Siempre hemos tenido una visión pobre, muy achatada de las mujeres de la historia, como si hubieran sido solamente hijas de esposas de amantes de y como si nada valieran por si mismas".

"Y a ella le tocó un papel excepcional -opinó-, ser una especie de primera dama extraoficial, porque Rosas no era presidente sino el representante de la Confederación Argentina, el gobernador más poderoso, sin dudas".

Manuela tuvo muchas funciones: "mediadora entre su padre y el pueblo; se relacionó de una manera fluida con los representantes de los gobiernos extranjeros, y hasta ocasionó el enamoramiento de alguno como el caso de lord Howden que le propuso matrimonio, estaba totalmente embelesado con ella".

Las mujeres entonces, resaltó Lojo, "tenían muy poca educación formal, Manuela se tuvo que hacer a sí misma seguramente con la ayuda de consejeros y maestros, por eso si bien no esta documentado, imagino ese tipo de relación con De Angelis -en la novela Manuela le pide consejo- es algo que pudo haber sucedido".

Lojo leyó mucho sobre Rosas, sobre Manuela, "que no hay tanta bibliografía, y sobre Pedro de Angelis: hay un libro fundamental de Josefa Sabor, una bibliotecóloga, que estudió a De Angelis como coleccionista de libros. También gracias a él se publicó una fabulosa colección de obras y documentos sobre el Río de la Plata".

Otro aspecto importante para la autora es el encuentro de Manuela con el poder público, "no en el ámbito privado donde era usual que las mujeres influenciaran, pero en ese escaparate social que ella tuvo se ven las capacidades femeninas generales para el poder".

El personaje de Victorica "está ahí para connotar las transformaciones de la época, es el descendiente ficticio de dos personajes reales: Bernardo y Benjamín Victorica, este último casado con una hija de Urquiza (José de), vencedor de Rosas, y futuro ministro de Guerra de (Julio) Roca. Significa el reciclaje de la clase política, la instauración de un nuevo orden".

Su hijo ficticio, hombre de pensamiento en la novela, "se pregunta qué dejó esta transformación, qué hubo de cierto en esos estereotipos que vendieron unitarios y federales, hombres de otra generación", explica Lojo.

Máximo Terrero, marido de Manuela, "no tuvo una actuación en primer plano en el horizonte político. Fue el secretario de Rosas.

Y tuvo el coraje suficiente para dejarse opacar. Dejar que ella brille y esperarla. Y cuando no hubo ningún pretexto político que debiera cumplir ella decidió casarse".

"Una cosa que me interesó destacar -señaló Lojo- es Manuela como sujeto político, no sólo como la buena hija que hace las cosas porque se las pide su padre, sino una mujer con conciencia política que cumple con su deber mientras está en el poder. Y sigue sintiéndose comprometida aun en el exilio: le da a Adolfo Saldías los papeles, el archivo de Rosas".

La novela, traducida al italiano, va a ser presentada en la próxima Feria del Libro de Frankfurt, donde nuestro país será invitado de honor, junto a otros libros que entraron en el Programa Sur, de traducciones de obras argentinas a distintos idiomas.

"Y se va a llamar `Il diario segreto de Piero Di Angelis` porque no lo conocen, se fue muy joven de Nápoles y se convirtió en el gran archivero argentino", explicó Lojo.

FUENTE: Agencia Telam, entrevista a la escritora María Rosa Lojo autora de la novela.

1 comentario:

El Restaurador dijo...

Gran figura Manuelita...excelente recreación por parte de Maria Rosa Lojo a quien felicité via mail...frente a tantas "inexactitudes" e interpretaciones antojadizas de mediocres historiadores contemporáneos es muy sobria la labor de Lojo
Los invitamos a nuestro blog
http://revisionistasdesanmartin.blogspot.com/search/label/Rosas%20Manuelita

ARTÍCULOS MÁS DESTACADOS

Manuel Rafael García Aguirre, el vigía prudente y celoso de la construcción de nuestra primera flota de mar.

El 27 de mayo de 1872 fue sancionada por el Parlamento argentino la primera ley de adquisición de armamentos navales, mediante la cual ...

ARTÍCULOS MAS VISITADOS